Corridas en El Seibo

Las corridas de toros de El Seibo se celebran cada año a principios de mayo en una larga semana dedicada a la Virgen de la Santa Cruz, patrona de la ciudad. La Hermandad de Fervorosos de la Santísima Cruz es quien se encarga de la organización. Todas las tardes, los toreros -que no reciben prácticamente ningún entrenamiento- lidian con cinco o seis toros como los que se utilizan en los campos de caña. A cambio, reciben un dinerito por prestarse al show. En cuanto ven la oportunidad, los espectadores más jóvenes invaden el ruedo para hacer bulla y rivalizar con los toreros. El toro no muere ni es agredido físicamente: tras 10-15 minutos en el ruedo se devuelve al establo, seguramente con unos altos niveles de estrés. Entre corrida y corrida, la ciudad entera pasa el tiempo bebiendo, bailando, apostando en juegos de azar y hasta boxeando, agolpada alrededor de la improvisada plaza de toros. Según los miembros de la hermandad, estas corridas tienen más de 100 años de historia y son únicas en el Caribe. El gobierno declaró las corridas de El Seibo Patrimonio Cultural de la República Dominicana hace unos años. 

Estas fotos fueron tomadas en Mayo de 2015. Este año se celebran entre el 1 y 10 de Mayo.